Mantenerse saludable - Vida saludable

Esta sección se enfocará en las diferentes maneras que hay para ayudarte a mejorar tu estilo de vida y hacerlo así más saludable. Comer bien y hacer elecciones de vida saludables son importantes para tu salud física y tu bienestar. Sin embargo, no todo tiene que ver con lo que comes y la cantidad de ejercicio que haces.

Una persona sana:

  • Duerme las horas recomendadas
  • Evita el alcohol
  • Tiene un peso saludable
  • No fuma
  • Tiene una dieta equilibrada
  • Piensa positivamente
  • Hace ejercicio regularmente

Es importante dormir bien, ayuda a mantener una buena salud mental y física. No dormir suficiente puede afectar a cómo piensas, reaccionas, trabajas, aprendes y cómo te relacionas con los demás. También puede aumentar el riesgo de tener problemas de salud a largo plazo.

Los científicos han demostrado que un adolescente necesita de media un mínimo de 9 horas de sueño cada noche. Sin embargo, un adulto necesita de media entre 7 y 9 horas de sueño.

Consejos sobre cómo dormir bien:

  • No tomes cafeína y alcohol a última hora del día y por la noche.
  • No hagas siestas largas.
  • Habla de los temas que te preocupan antes de dormir.
  • Una hora antes de dormir lee un libro, date un baño. Encuentra un momento de relajación y de desconexión.
  • Apaga el móvil, ordenador y televisión 30 minutos antes de irte a dormir.
  • Asegúrate que tu habitación esta oscura.
  • Duerme en una habitación que este bien aireada.

Tener una dieta equilibrada permite a tu cuerpo recibir todos los nutrientes necesarios para funcionar correctamente. Sin ellos te puedes enfermar, sentir cansado/a o tener dificultad para concentrarte. Para tener una dieta equilibrada, deberías:

  • Comer un mínimo de 5 raciones de fruta y verduras al día.
  • Incluir en las comidas patatas, pan, arroz, pasta y carbohidratos ricos en almidón. 
  • Tomar productos lácteos o bebidas alternativas (bebida de soja).
  • Comer legumbres, pescado, huevos, carne y otras proteínas.
  • Beber entre 6-8 vasos de agua al día.

Beber agua puede:

  • Hacerte sentir más enérgico/a y mejorar tu atención.
  • Hidratar tu piel – manteniéndola sana.
  • Regular la temperatura corporal.
  • Reforzar tu sistema inmunológico – ayudándote a luchar contra resfriados y síntomas de la gripe.

Cómo hacerte un plato saludable:

  • Llena la mitad de tu plato con fruta y/o verduras.
  • Llena un cuarto de tu plato con proteínas.
  • Llena un cuarto de tu plato con carbohidratos y fibra.

Aquí incluimos todos los productos de comida rápida, como patatas fritas, pollo frito, pizza, hamburguesas, etc. Sin embargo, no es la única causa de una dieta no saludable. Si sigues comiendo alimentos no saludables, puedes:

  • Sentirte cansado/a.
  • Aumentar de peso.
  • Afectar a la rapidez de cómo piensas, reaccionas y trabajas.
  • Aumentar las posibilidades de padecer problemas cardiacos y diabetes.
  • Tener problemas bucales como caries debido a una gran ingesta de azúcar.

Drogas y medicamentos

Llamamos medicina a los medicamentos que son recetados y se usan para ayudarte a sentir mejor si estas bajo los síntomas de una enfermedad. Sin embargo, algunos medicamentos también pueden ser dañinos para la salud, como las drogas ilegales, ya que pueden volverte adicto/a, pudiendo causar daños a tu cuerpo.

Fumar:

El tabaco contiene muchos ingredientes. Estos pueden dañar tus pulmones y corazón, pudiendo llegar a desarrollarse en diferentes enfermedades como el cáncer. Una sustancia nociva que encontramos en los cigarros es la nicotina y es muy adictiva, lo que lo hace difícil para que las personas dejan de fumar.

Alcohol:

Es una sustancia que se encuentra en bebidas como la cerveza, la sidra y el vino.  Debes tener 18 años o más para poder comprar y beber alcohol.  La máxima cantidad recomendada de unidades cada semana tanto para hombres como para mujeres es de 14 unidades. Que deberían repartirse regularmente a lo largo de la semana. Sin embargo, no hay un límite totalmente seguro a la hora de ingerir alcohol, ya que cada persona es diferente. Beber más de la cantidad recomendada puede tener efectos dañinos para la salud.

Consumir Alimentos/ Bebidas altas en Azucar:

Pequeñas cantidades de alimentos con azúcar y bebidas azucaradas están bien de vez en cuando, pero debes tratar de reducirlas cuando sea posible.  Ya que pueden causar daños graves a tu salud, si se comes en grandes cantidades regularmente. Algunos ejemplos de estos son: zumos en tetrabrik, bebidas en polvo, refrescos, dulces, gominolas, galletas, pasteles, etc. Intenta elegir en su lugar alimentos que contengan azúcares naturales, como la fruta, miel, etc.

Comer diariamente alimentos que contengan azúcar pueden conducir a una adicción. Esto puede hacer que tengas antojo de azúcar en cualquier momento, sobre todo en momentos de estrés.

También puede llevarte a:

  • Un aumento de peso
  • Tener caries
  • Aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas
  • Tener problemas en la piel
  • Aumentar el riesgo de padecer diabetes
  • Aumentar el riesgo de padecer cáncer
  • Aumentar el riesgo de sufrir una depresión
  • Tener tus niveles de energía por debajo de lo normal

A continuación, se muestran algunos ejemplos de cuánto azúcar hay en los alimentos y bebidas que tomamos diariamente.

  • 1 cucharada de helado lleva 4 terrones de azúcar
  • 1 bolsa de golosinas lleva 54 terrones de azúcar
  • 1 lata de coca cola lleva 14 terrones de azúcar
  • 3 donuts llevan 8 terrones de azúcar