Opciones - Centros de Formación Profesional

Introducción

Al graduarte, puedes decidir que deseas continuar estudiando. En general, asistir a los centros de formación o a cursos adicionales te ayudarán a aprender las habilidades necesarias para encontrar un trabajo específico. Algunos, pero no todos los trabajos requerirán títulos adicionales, certificaciones o calificaciones más allá de la escuela secundaria. Por lo tanto, si sabes que tipo de trabajo te gustaría hacer, es importante averiguar que tipo de educación adicional puede ser necesaria.   

Las diferentes opciones y como se llaman dependerán de dónde vives. Las opciones de educación y aprendizaje más allá de la escuela secundaria normalmente se denominan Educación Adicional. Puedes hacer cursos de educación adicional en las universidades o con proveedores de capacitación. 

Elegir a dónde ir

Centros de Formación:

Las personas eligen estudiar en centros de formación por diferentes razones. Algunas personas pueden elegir un centro de formación que se encuentre cerca de ellos, otras personas podrían elegir uno que tenga un buen curso o programa de estudios. Otras personas pueden elegir un centro porque tienen familiares o amigos allí. Todas estas razones están bien. Elegir donde quieres ir es una decisión muy importante. Si no estás seguro de dónde te gustaría estudiar, puedes hablar con tus padres, tu cuidador o un consejero de orientación para ayudarte.

Puedes decidir ir a un centro de formación profesional asistiendo a tiempo completo, que es de lunes a viernes durante todo el día. También puedes elegir ir a tiempo parcial, que puede ser noches o fines de semana.

Es probable que tu país tenga un proceso de solicitud muy específico para pasar de la educación secundaria a la educación superior. Por lo que tendrás que investigar que proceso necesitas llevar a cabo según el lugar donde vives. Asegúrate que los centros que buscas tengan servicios o adaptaciones especificas para personas discapacitadas. 

Para acceder a un curso de formación profesional por lo general hay que rellenar una solicitud y debe ser presentada antes de una fecha límite. Es muy importante averiguar cuándo es. Por lo general, cada centro tiene unos días de puertas abiertas donde lo puedes visitar y puedes hablar con otros estudiantes y tutores sobre el curso que te interesa.

Centros de capacitación:

Las Centros de capacitación generalmente involucran cualquier educación o formación para adultos fuera de los centros de formación profesional, universidades e instituciones. Puede ser una buena opción para alguien que:

  • No se siente listo para conseguir un trabajo
  • Necesita aprender habilidades profesionales específicas relacionadas con el trabajo
  • No se siente preparado con el horario o las exigencias de un programa educacional
  • No quiere ir demasiado lejos de casa
  • No cumple con los requisitos de ingreso de la educación superior

Hay muchas opciones  dependiendo de dónde vivas. Algunas de las opciones más comunes las puedes encontrar aquí:

Programas vocacionales. Estos programas están diseñados para prepararte para un trabajo específico y generar calificaciones reconocidas en esa área. Por ejemplo, trabajar en ventas minoristas o restauración. Los cursos suelen ser a tiempo completo durante 1-2 años, habiendo muchas opciones diferentes. Estos programas son proporcionados por organizaciones de capacitación y algunos centros educativos. Son una mezcla de estudio basado en el aula y experiencia laboral o practicas laborales.

Los programas de habilidades para la vida se ofrecen en los centros y organizaciones de formación y preparan a los jóvenes con discapacidades de aprendizaje para la vida adulta. Se enfocan en el desarrollo de la independencia, la empleabilidad y las habilidades sociales.

Practicas de Aprendizaje. Estas practicas permiten a los jóvenes aprender todas las habilidades prácticas que necesitan para conseguir un trabajo y las cualificaciones técnicas necesarias. Son una gran manera de aprender el trabajo a través de la experiencia directa, aunque necesitarás tener un empleador dispuesto a capacitarte en el trabajo. 

Los programas de formación de aprendizaje suelen ser de 2 a 4 años e implican que pases la mayor parte del tiempo con un empleador, aunque también requieren que asistas a clases. Las calificaciones son reconocidas dentro del comercio o la industria.

Algunos de los oficios que ofrecen los centros de aprendizaje incluyen ingeniería, construcción, carpintería, fontanería, peluquería y electricidad.

¿Cómo es?

Cada centro educativo o de formación es diferente. Lo que sí es de esperar es que el cambio de la escuela a la educación superior será muy diferente como ha sido hasta ahora. Si bien no podemos decir con certeza cómo será, podrías encontrarte:

Clases más grandes. Puede haber muchos más estudiantes en tus clases. Esto podría significar que los profesores o tutores tienen menos tiempo para conocer a cada estudiante, por lo que es muy importante comunicarles si tienes dificultades con algo.

Campus y edificios más grandes. Puedes encontrar que los centros de educación superior tienen muchos más edificios y muchas más clases que tu escuela de secundaria. Tendrás que planificar con anticipación cómo ir de una clase a la siguiente y saber cuánto tiempo necesitas para poder asegurarte que llegas a tiempo a cada clase.

Más responsabilidad. En la escuela, tus profesores probablemente te proporcionaban mucha ayuda. Te recordaban cosas como qué libros y materiales necesitabas en la clase, o para cuándo debían estar las tareas. En los centros de formación tendrás que ser mucho más independiente y asumir responsabilidades de adulto.

Es posible que dispongas de menos apoyo en clase, por ejemplo durante los momentos sociales como el descanso y el almuerzo. 

Habrá nuevas oportunidades sociales como hacer nuevos amigos o unirse a clubes y probablemente estarás en contacto con un grupo mucho más amplio de jóvenes de diferentes lugares y con diferentes habilidades.  En la sección Mis redes hay más información sobre cómo hacer nuevos amigos y cosas a tener en cuenta.

Tomar decisiones sobre cuándo, dónde y qué estudiar, o incluso hasta donde quieres llegar será tu responsabilidad. Hay personas que pueden aconsejarte y guiarte sobre esto. Ahora que eres adulto, las decisiones que tus padres han tomado por ti de niño ahora las tienes que tomar por ti solo.   

Requisitos para trayectos más largos o diferentes. En la escuela secundaria probablemente ibas en un transporte específico. Puede haber sido un coche o un autobús que llevaba a muchos estudiantes de tu misma escuela directo desde sus casas o desde una parada de autobús a la escuela. Esto probablemente no sucederá si vas a un centro de formación, por lo que tendrás que planificar el trayecto con detalle. Es posible que debas tomar el transporte público. Si es así, tendrás que aprender cuál es la mejor manera de ir desde tu casa al centro de formación. Pensando dónde está el autobús, metro o tren más cercano y con qué frecuencia pasan.

Cómo prepararte

Habla con otras personas que asisten al centro, especialmente con aquellas que están en el mismo programa que tú. Si aún no conoces a nadie, pide ayuda al centro y que te pongan en contacto con ellos.

Si hay días de puertas abiertas, ve y habla con los tutores y estudiantes sobre lo que conlleva asistir a este centro. Si todavía necesitas más información para decidirte, organiza una visita por separado y ves acompañado de alguien que pueda ayudarte a decidir,  por ejemplo, padres/ cuidadores.

Si has presentado la solicitud y has sido aceptado/a, lo más probable es que ya hayas hablado con la oficina para personas discapacitadas sobre cualquier apoyo que necesites y cómo puedes acceder a él. Por ejemplo, es posible que puedas obtener ayuda con la toma de apuntes, o tiempo adicional para exámenes o tareas o apoyo con un cuidado mas personalizado.

Una vez que tengas tu horario de clase, visita el campus un par de veces antes para ver dónde tendrán lugar las clases y para familiarizarte cómo ir de una clase a otra.

Asegúrate tener buenos recursos y estrategias para mantenerte organizado. Recuerda que dependerá de ti conocer tu horario y saber cuándo tienes que entregar las tareas. Utiliza agendas, calendarios o aplicaciones con notificaciones en tu teléfono. Muchas personas utilizan diferentes métodos para separar cada asignatura. Utiliza distintas carpetas de colores o crear listas para verificar y ayudarte a recordar qué libros o materiales se necesitan cada día.