Opciones - Trabajo

La meta de cada joven cuando sale de la escuela es conseguir un trabajo.  Esto generalmente no sucede de inmediato, ya que después de la escuela la mayoría de los jóvenes optarán por ir a un centro de formación para desarrollar aún mas sus habilidades y obtener calificaciones que le ayuden a conseguir un trabajo.  Es posible que desee ir directamente y conseguir un trabajo remunerado. Habiendo disponibles diferentes opciones.

Hay muchos trabajos diferentes para elegir y tendrás que pensar qué tipo de trabajo es el mas adecuado para ti. 

Por ejemplo:

  • ¿Te gustaría trabajar a tiempo completo, a tiempo parcial, por la noche, fines de semana o turnos flexibles?
  • ¿Te gusta conocer y relacionarte con gente, por ejemplo, clientes, público en general?
  • ¿Prefieres trabajar en interior, por ejemplo, en una oficina, o al aire libre, como en un centro de jardinería?
  • ¿Prefieres trabajar como parte de un equipo o por tu cuenta?
  • ¿Tienes las habilidades, calificaciones y experiencia que el empleador está buscando?
  • Un orientador vocacional te ayudará a decidir qué tipo de trabajo podría ser adecuado para ti.

En tu escuela podrías tener la oportunidad de participar en un programa de transición que implica tener experiencia laboral o ser voluntario con un empleador. Esta es una gran manera de averiguar lo que te gustaría hacer. Te permite probar diferentes trabajos y ver si disfrutas o no. Después de decidirte por el tipo de trabajo, puedes decidir si quieres trabajar en esta área o si quieres probar otras opciones.

Recuerda que la mayoría de las personas a lo largo de sus vidas tienen diferentes trabajos y lo que eliges hacer cuando sales de la escuela podría no ser lo que finalmente terminas haciendo. Está bien cambiar de opinión y probar otros trabajos si algo no funciona.

Una vez que hayas decidido el tipo de trabajo que te interesa hay algunas opciones que pueden ayudarte a lograr un trabajo remunerado y apoyarte por el camino. Estos son:

  • Registrarse en una organización de empleo con apoyo
  • Talleres protegidos
  • Trabajo por cuenta propia

Organizaciones de Empleo con Apoyo

Apoyan a las personas discapacitadas y condicionadas por su salud.

Pueden ayudarte a prepararte y encontrar un trabajo ofreciéndote lo siguiente:

  • Habilidades de búsqueda de empleo
  • Desarrollo de CV
  • Solicitud de empleo ya sea online o presencial.
  • Habilidades de entrevista, por ejemplo, preguntas de preparación y preguntas prácticas.
  • Entrenamiento profesional, esto significa capacitarte sobre como hacer el trabajo.
  • Organizar experiencias laborales para ti con empleadores en tu barrio.
  • Después de conseguir un trabajo, seguirás recibiendo apoyo suyo.

Talleres protegidos

Este tipo de empleo es más común en países como España, pero no está disponible en Irlanda del Norte, Irlanda o Suecia.  Un taller protegido es un lugar donde sólo trabajan personas discapacitadas, y todos trabajan juntos para fabricar productos.  Estos productos pueden ser de ensamblaje o envasado, la fabricación de artesanías o incluso productos industriales utilizados en las fábricas.  Los empleados reciben un salario y por lo general hay disponible un apoyo de la organización que administra el taller protegido.

Trabajo por cuenta propia – es cuando creas tu propia empresa para ganar dinero.  Esto podría deberse a que tienes una habilidad o un interés particular que puede hacerte ganar dinero. Algunos ejemplos incluyen la fabricación de joyas, limpieza, la fabricación de manualidades, diseño gráfico, pasear perros, etc.  Si decides coger este camino, necesitarás asesoramiento especializado para crear tu propio negocio y puede que haya subvenciones y apoyos disponibles para ayudarte a empezar.

Puedes encontrar trabajo búscando online, en los periódicos o puedes ir a tu oficina local de Empleo y Beneficios. Dependiendo de la organización, es posible que tengas que presentar una solicitud online o rellenar una solicitud y enviarla por correo electrónico.  Si estás siendo apoyado por una organización de empleo con apoyo, ellos pueden ayudarte a buscar un trabajo y completar las solicitudes.

En la mayoría de los trabajos habrá una descripción de este y proporcionará la información sobre el trabajo que estás solicitando, por ejemplo, horas, criterios de selección, salario. Tendrás que decidir si crees que es adecuado el trabajo para ti y si quieres solicitarlo.

Al buscar un trabajo, deberías:

  • Ser realista: solicita empleos que cumplan con tus habilidades y experiencia.

Si no cumples con los requisitos, ¿cómo puedes lograr la experiencia/cualificaciones relevantes? ¿Necesitas ir a los centros de formación para obtener más calificaciones o necesitas más experiencia?

Cómo puedes obtener más experiencia / cualificaciones:

  • Ir a una organización de empleo con apoyo
  • Solicitar una practica de aprendizaje
  • Solicitar programas de capacitación – programas de formación profesional (catering, cuidado de niños, hostelería)
  • Ir a tu oficina local de empleo y beneficios
  • Voluntariado
  • Asistir a un centro de formación 
  • Mantén tus opciones abiertas
  • Piensa que tan lejos estas dispuesto a ir para trabajar
  • ¿Cuánto tiempo te gustaría trabajar (Puedes trabajar a tiempo parcial o a tiempo completo)
  • ¿En qué tipo de organización te gustaría trabajar? (sector público- consejo/gobierno, tercer sector – organizaciones benéficas, sector privado -empresas locales, grandes o pequeñas empresas).
  • Sueldo – tendrás derecho a un salario mínimo dependiendo de tu edad. Esto puede afectar a algunos de tus beneficios, sin embargo, dependerá de tu salario.

CV (Currículum Vitae)

Este es un documento que ofrece a los empleadores potenciales un resumen de tu experiencia laboral previa y las habilidades y calificaciones que tienes para ofrecer. Debe incluir:

  • Tu nombre
  • Tus datos de contacto
  • Estudios
  • Historial laboral, incluyendo trabajos de voluntario y la experiencia laboral que has tenido hasta ahora.

 Formularios de solicitud

Esto permite a la empresa obtener información sobre ti antes de decidir entrevistarte. Asegúrate de prestar atención a los criterios de selección, ya que la mayoría de los empleadores solo te entrevistarán si cumples con los requisitos. Los formularios de solicitud te harán preguntas sobre tus estudios, calificaciones, experiencia laboral, intereses y por qué estás solicitando el trabajo.  Si tienes una discapacidad, es posible que quieras escribir esto en la solicitud, ya que el empleador está obligado a hacer ajustes razonables para ti en la entrevista o si te ofrecen un trabajo. Esto podría incluir darte las preguntas de la entrevista de antemano, tener una persona de apoyo/ mentor contigo durante la entrevista o pueden decidir hacerte una prueba de trabajo en lugar de una entrevista siendo una excelente manera de demostrar tus habilidades.

Entrevistas

Si estas seleccionado para una entrevista esto es lo que puedes esperar que suceda. Aquí tienes algunos consejos.

Por lo general, una entrevista tiene lugar en una oficina tranquila con dos o tres personas de la compañía sentadas detrás de una mesa para que puedan tomar notas de tus respuestas. Cuando asistes a una entrevista, es bueno pensar en tu lenguaje corporal. Esto significa tu expresión facial, gestos de manos, contacto visual y posturas. Esto dirá mucho al entrevistador sobre cómo te sientes. Intenta parecer tranquilo, relajado, amable e interesado. ¡No hay nada peor que bostezar en una entrevista y parecer aburrido!

Consejos para entrevistas

  • Prepárate bien para la entrevista pensando en qué preguntas te podrían hacer y practicando tus respuestas. Tu entrenador u oficial de empleo pueden apoyarte.
  • No llegues tarde: las primeras impresiones cuentan. Si vas a llegar tarde avisa por teléfono a tu encargado.  
  • Pide que te repita una pregunta si tu mente se queda en blanco y tómate tu tiempo respondiendo a las preguntas
  • Investiga un poco sobre la empresa, a veces hacen preguntas sobre lo que sabes de ellos.
  • Asegúrate de presentarte bien a la entrevista, usando ropa limpia y que esté planchada. Dúchate y lávate el pelo por la mañana.
  • Intenta relajarte y ser amable.

Si tienes una discapacidad puedes pedirle al empleador/entrevistador que haga ajustes razonables durante la entrevista. Esto puede incluir:

  • Darte las preguntas de antemano para ayudarte a prepararte.
  • Tener un mentor contigo durante la entrevista, por ejemplo, un entrenador para el trabajo.
  • Organizar la entrevista en una habitación que no tenga ninguna distracción sensorial, por ejemplo, iluminación brillante, sonidos u olores.
  • Permitiéndote tiempo extra si tienes que hacer pruebas de aptitud o completar papeleo.

Una vez que comiences un trabajo tendrás una pequeña introducción que te dirá todo lo que necesitas saber sobre el. Esto incluirá información como cuándo te pagan, cómo se reservan las vacaciones anuales, qué hacer si estás enfermo y qué comportamiento se espera de los empleados. Hay ciertos comportamientos que siempre se esperan, que incluyen:

  • Llegar a tiempo.
  • Ser de fiar y no dejar de ir a trabajar excepto que te encuentres mal o estés enfermo.
  • Estar entusiasmado y positivo con tu trabajo.
  • Tener una buena higiene personal (ducharse, lavarse el pelo, cepillarse los dientes, usar ropa limpia).
  • Escuchar instrucciones.
  • Pedir ayuda si no estás seguro qué hacer.
  • Ser digno de confianza y honesto.
  • Ser cortés con los compañeros de trabajo y ayudar a los clientes.